Ecoansiedad: qué es y cuál es su terapia rural

¿Has oído alguna vez el término “ecoansiedad”? Probablemente no.

Soy José Campoy, director ejecutivo de Ecoherencia y coordinador de la línea de acción de innovación social. “Eco” significa hogar, casa, donde hogar representa al individuo, grupo de personas, o el lugar donde ellas viven. Ecoherencia apunta hacia todos esos niveles de casa e invita a que las preservemos promoviendo el uso coherente para que puedan heredarse en buenas condiciones, para nosotros mismos el día de mañana y para las siguientes generaciones, yendo más allá de la sostenibilidad. 

Desde la línea de innovación social en Ecoherencia coordinamos proyectos desde diferentes enfoques como son el emprendimiento social rural, repoblación, igualdad de género… pero nos han saltado las alarmas cuando hemos detectado un desafío que lleva tiempo cociéndose a fuego lento y que se ha acelerado en 2020, la ecoansiedad.

¿Qué es la ecoansiedad?

Una de las mayores secuelas que ha quedado a nivel psicológico en la mayoría de las personas que viven en entornos muy urbanizados es la sensación de desconexión con el medio natural. Eran miles las personas que se hacinaban en los parques periurbanos en las primeras fases de la desescalada, todo el mundo necesitaba acercarse de nuevo a la naturaleza, respirar su oxígeno, reconectar con su parte más primitiva. 

Necesitamos estar inmersos en la naturaleza

La reconexión natural no solo es importante, si no vital. La comunidad científica avala que la inmersión total en espacios naturales como bosques, praderas, etc. mejoran la salud de forma significativa. Es decir, simplemente el hecho de pasear por la naturaleza alarga la vida, reduce el estrés, mejora el descanso y disminuye un amplio abanico de enfermedades. ¡Hasta se están encontrando evidencias de que puede ser preventivo contra el cáncer!

Y en un contexto donde cada vez somos más conscientes de la emergencia climática, el contacto con la naturaleza se vuelve clave para disminuir los efectos de un trastorno que se está afincando en la mayoría de las personas, especialmente los jóvenes, a día de hoy; la ecoansiedad. La American Psychology Association (APA) describe la ecoansiedad como “el temor crónico a sufrir un cataclismo ambiental que se produce al observar el impacto aparentemente irrevocable del cambio climático y la preocupación asociada por el futuro de uno mismo y de las próximas generaciones”.

¿Cómo combatir la ecoansiedad?

¿Cómo combatir la ecoansiedad? Los pueblos son una de las herramientas más potentes que tenemos. Es de vital importancia reconectar con los espacios naturales que aun conservan biodiversidad para revocar los efectos de este tipo de dolencias. Una de las mejores formas de enfrentar la ecoansiedad es sumergirse en los bosques, hacer senderismo, acampar en el monte o simplemente dar un paseo por un parque natural. Todo ello nos llena de la energía que necesitamos para seguir haciendo frente a la emergencia climática a través de las acciones del día a día y vencer esa sensación de temor crónico ante los efectos de la emergencia climática.

ecoansiedad como curarla a través de lo rural

Además, creando iniciativas sostenibles desde los núcleos rurales se pueden realizar proyectos de participación ciudadana que incluyan a la población en acciones que reviertan los efectos del ser humano sobre el medio ambiente, haciéndola sentirse útil. E incluso sensibilizar a sus habitantes y a sus turistas en materia de educación ambiental, otra herramienta clave para disminuir la ecoansiedad. 

Son muchos los caminos que se pueden tomar para convertir los destinos rurales en entornos terapéuticos, pero desde Ecoherencia os queremos lanzar la propuesta de convertir los pueblos españoles en centros de esperanza, liderando y promoviendo las acciones necesarias para pintar de color un futuro que se pinta cada vez más negro.  

1 Comentario

  1. madolopezvalles@gmail.com

    Un artículo necesario para poder entender lo que nos ocurre y cómo combatirlo, hasta que no lo he leído no he entendido por qué me siento así y que somos muchos los que tenemos miedo a corto y largo plazo a los cambios climáticos.

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ÚNETE A REPUEBLO

Recibe quincenalmente las noticias más destacadas de innovación, sostenibilidad y desarrollo rural

¡Gracias! Ya te has suscrito.